BIENVENIDO OTOÑO.

Ya en el mes de septiembre el ritmo de la vida parece cambiar, se van acortando los días, se regresa de las vacaciones, se ve acercarse el nuevo curso escolar y nuestros hábitos cambian, volvemos a los horarios habituales etc…, todo esto tiene una repercusión en nuestro estado de ánimo, pero no por eso tenemos que entrar en depresión, aunque son muchas las personas que cuando la luz solar disminuye se ven afectadas y desciende su energía.

Decimos adiós al verano y entramos en la estación en la que nos sentimos atraídos por el guardián de los misterios, ¿no es fascinante? Cada ciclo tiene su particular enigma y este concretamente, el otoño, es uno de los períodos más transmutadores. Da comienzo  el  proceso de renovación interna,  se inicia la época en la que podemos alimentar nuestro espíritu desde la intimidad, el recogimiento y comenzar a trabajar plenamente en nuestro desarrollo personal.

Las noches de otoño traen vientos nuevos, estación  en que las deidades y los espíritus de la naturaleza preservan los misterios de  la vida y de la muerte. Las aves emigran hacia el sur, los colores óxidos, ocres y burdeos invaden los campos, se llenan las cestas de maíz, de calabazas, de manzanas y  arreglamos los armarios, sacamos la ropa de abrigo y decoramos nuestras casas de forma que nos invite a disfrutar del reposo creativo.

Escuchar  el sonido del otoño es especial y altamente sanador, todo reverbera de forma distinta, presta atención a la caída de las hojas y también cuando caminas por los senderos. Llena tus pulmones  tras una tormenta con ese olor tan particular  a tierra mojada, estas son algunas de las delicias del tiempo otoñal. Es el mejor de los momentos para la transmutación , para los sueños, la brisa invita a entrar en ti , pero también te ofrece las vainas, las piñas de los pinos, los bulbos que crecerán en primavera los que  contienen el secreto de la vida y de la muerte.

En esta estación otoñal se celebraba la festividad pagana   de Mabon llamada  así por los celtas. Justo en el equinoccio de otoño las horas de luz y de oscuridad son prácticamente iguales, equilibrio e igualdad se unen, las fuerzas femeninas y masculinas de la naturaleza están armonizadas y eso siempre ha sido un motivo para venerar lo sagrado de los ciclos.   Desde ese día en adelante se entra en esa mitad oscura del ciclo  y es perfecto para trabajar en los sueños y con la meditación, es el mejor momento para descubrir tus vidas anteriores, honrar a tus antepasados, a los ancestros, e inclusive entrar en comunicación con ellos.

Es el mejor momento para limpiar el hogar de toda influencia, como también es perfecto para purificar todos los instrumentos mágicos y pasarlos por el humo de cedro y salvia.

Es una de las mejores épocas para desprenderse de los malos hábitos, decorar tu altar, pasear por la naturaleza, darte tiempo a ti mismo por ejemplo, para leer o quizá para emprender cosas nuevas, estudiar, descubrir una afición. Así que por mi parte doy la mejor de las bienvenidas a este ciclo de la rueda de la vida, EL OTOÑO

Que los dioses bendigan tu hogar, tu casa y este tiempo.

LUHEMA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s