SOLSTICIO DE VERANO.

 

Es curioso saber que etimológicamente la palabra solsticio procede de la unión de los términos latinos sol y sistere, que significa “hacer una parada, permanecer quieto”. Por eso, porque el 21-22 de junio el tiempo que transcurre entre la salida y la puesta del sol en el hemisferio norte es más largo que ningún otro día y durante un tiempo parece no moverse. Las diferentes culturas lo han festejado siempre realizando fogatas y ritos alrededor del agua y el fuego para simbolizar con ello el poder renovador del sol. Ni que decir tiene que ese simbolismo se ha mantenido hasta nuestros días, como comprobaremos la próxima “noche de San Juan”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s